Salud

Todo sobre la hiperplasia endometrial.

Pin
Send
Share
Send
Send


La hiperplasia endometrial es un engrosamiento de la capa uterina causado por fluctuaciones hormonales. Los síntomas y el tratamiento de la patología están estrechamente relacionados entre sí. Esto se debe al hecho de que hay varias variedades de la enfermedad. Las tácticas de tratamiento de cada tipo de enfermedad tienen una serie de características distintivas.

Descripción y características.

Con el desarrollo de esta patología se produce una mayor proliferación del endometrio, y en algunos casos sus cambios estructurales. El volumen del órgano reproductor aumenta.

La capa uterina es normal en ciertas fases del ciclo menstrual que alcanza un tamaño máximo y es rechazada. Después de eso, el endometrio comienza a crecer nuevamente.

La principal causa del inicio del proceso patológico son las fluctuaciones hormonales. La producción excesiva de hormonas de estrógeno femeninas y la falta de progesterona conducen a una división celular anormal de la capa mucosa.

Las causas de la hiperplasia aún no se han identificado de manera confiable, pero se observa que la mayoría de las veces la enfermedad se desarrolla en presencia de ciertas enfermedades ginecológicas. Por ejemplo, con pólipos uterinos, se forma un endometrio poliposo.

El peligro de la patología reside en el riesgo de degeneración celular en tumores malignos. Por este motivo, el tratamiento se inicia sin demora.

Enfermedades concomitantes

En presencia de comorbilidades, los síntomas de hiperplasia se hacen aún más pronunciados. Entre los predisponentes al inicio de los cambios patológicos de las enfermedades endometriales se encuentran:

  • disfunción ovárica,
  • infecciones de transmisión sexual
  • fibromas uterinos,
  • quistes ováricos,
  • Procesos inflamatorios dentro de la vagina y en los órganos más reproductivos.
  • Adenomiosis y endometriosis.

Se observa que contra la proliferación de pólipos, se desarrolla una hiperplasia poliposa en el útero. Los quistes ováricos pueden causar la forma quística de la enfermedad. El tratamiento de la hiperplasia se lleva a cabo de manera integral. Es extremadamente importante eliminar de inmediato los factores que llevaron al inicio del proceso patológico. En algunos casos, recurrió a medidas radicales y produjo una extirpación completa del útero.

Factores que afectan la hiperplasia.

El diagnóstico de "hiperplasia" se realiza a mujeres de diferentes edades. La patología a menudo se desarrolla durante la pubertad, la menopausia y la menopausia. Es en estos momentos marcadas fuertes fluctuaciones hormonales.

El engrosamiento anormal del endometrio en el útero se produce bajo la influencia de factores tales como:

  • predisposición genética
  • Patología de las glándulas endocrinas.
  • Violaciones en la actividad de las glándulas suprarrenales.
  • defectos congénitos del útero,
  • medicamentos hormonales no controlados,
  • actividades abortivas frecuentes,
  • El crecimiento de formaciones productoras de hormonas.
  • Diversas patologías del sistema genitourinario.
  • peso corporal excesivo
  • Moderación de la secreción durante la pubertad y la menarquia tardía.

Los principales síntomas de la patología.

El sangrado uterino se considera la manifestación clínica más frecuente de la patología. Además, pueden ocurrir los siguientes cambios:

  • amenorrea (no mensual durante más de seis meses), seguida de una descarga sanguinolenta intensa del tracto genital,
  • marron o marrón
  • Regulación prolongada y copiosa, acompañada de dolor intenso.
  • Violación del ciclo menstrual.

Un compañero frecuente de la patología es el síndrome metabólico, que se manifiesta no solo por un sangrado intenso, sino también por los siguientes síntomas:

  • aumento de peso excesivo
  • aumento de los niveles de insulina en la sangre,
  • Crecimiento del vello de tipo masculino debido a cambios hormonales.

Además de dolor, sangrado y signos de síndrome metabólico, también puede haber:

  • fiebre
  • imposibilidad de concepción,
  • frecuentes abortos espontáneos,
  • procesos inflamatorios crónicos
  • mastopatía
  • La aparición de secreción sangrienta durante la intimidad.

Hiperplasia y endometriosis: las diferencias.

La hiperplasia se caracteriza principalmente por el hecho de que el proceso patológico afecta solo a las membranas mucosas. La endometriosis es una enfermedad benigna, se parece a la oncología únicamente en términos de su tasa de propagación. Si se desarrolla, el tejido muscular y otros órganos del sistema reproductor pueden verse afectados.

También vale la pena señalar que con estas enfermedades hay un endometrio diferente. Si la endometriosis se desarrolla, se expande y, con la hiperplasia, se producen cambios a nivel celular. El curetaje hormonal en ciertas fases del ciclo no ocurre (la capa mucosa bajo la influencia de las hormonas no es rechazada).

La edad de las mujeres que sufren de endometriosis suele variar entre los 20 y los 40 años. La hiperplasia es más susceptible a los adolescentes y las mujeres en el período de la menopausia.

¿Qué formas de hiperplasia secretan?

Independientemente de cuándo comienzan a ocurrir cambios dentro del útero, la patología puede desarrollarse en diferentes formas.

Durante la pubertad, con el pleno funcionamiento del sistema reproductivo y en el momento de la menopausia, un tipo de hiperplasia es diferente.

Dado que condujo al inicio del proceso patológico (mal funcionamiento de la glándula endocrina, la proliferación de quistes y pólipos), la enfermedad tendrá sus características características. La histeroscopia se realiza para identificarlos.

Ferroso

La hiperplasia glandular es una forma leve de patología en la que se producen cambios benignos en la capa funcional. El riesgo de transformación en cáncer no supera el seis por ciento. Existe una división activa de las células del tejido glandular. Su número está aumentando rápidamente, se observa un aumento en el espesor del endometrio.

La ubicación de las glándulas es desigual, en pequeños grupos. Se colocan cerca uno del otro, sin células estromales. Las glándulas tubulares se vuelven sinuosas y se expanden. Marcada selección libre de sus contenidos.

Quistes glandulares

La hipertrofia glandular-quística del endometrio se caracteriza por un crecimiento excesivo de células en la boca de la glándula. Al mismo tiempo, se bloquea el flujo de salida de moco a la cavidad de la trompa de Falopio. La célula se parece a un quiste: una burbuja llena de líquido, cuya descarga se puede observar periódicamente.

La hiperplasia glandular y quística del endometrio son muy similares. Con su desarrollo, la cavidad uterina está recubierta de grandes vesículas. En la forma quística, solo se afecta la capa funcional, que se rechaza durante el período de regulación en el estado normal del sistema reproductor. El interior no se ve afectado por el proceso patológico. Existe un riesgo de degeneración celular en un tumor maligno.

Esta forma es menos común que todas las demás, debido a que el mecanismo de la enfermedad no se comprende completamente. La capa basal se ve afectada. El inicio del proceso patológico se produce debido a la producción intensiva de estrógeno. Al mismo tiempo, los pólipos se forman a menudo en los tejidos. También se observa la aparición de secreciones acíclicas inodoras.

Atípico

La forma atípica de hiperplasia uterina se considera la más peligrosa. El riesgo de transformar células en malignas es mayor al cincuenta por ciento. Por esta razón, los médicos recomiendan encarecidamente eliminar completamente el órgano genital.

El foco de la enfermedad se localiza en la capa basal y funcional. Las células del útero comienzan a dividirse activamente ya menudo mutan, volviéndose atípicas. Su estructura y estructura cambian.

En esta forma de la enfermedad, el proceso patológico afecta a toda la superficie de la membrana mucosa. En él se encuentra el desarrollo de pólipos que impiden el avance del huevo y su crecimiento posterior. La menstruación se vuelve dolorosa y excesivamente profusa.

Como norma, durante la terapia recurren a la intervención quirúrgica. La operación ayuda a suspender el proceso patológico.

La hiperplasia focal del endometrio se caracteriza por daños en áreas limitadas del endometrio. A menudo, en el contexto de su desarrollo, se observa sangrado uterino, durante la menstruación, el síndrome de dolor se vuelve pronunciado y la microflora en la vagina también se ve afectada con frecuencia. Al mismo tiempo, la situación solo empeora.

Pólipos endometriales

Varias enfermedades de los ovarios y otros órganos del sistema urogenital pueden provocar el inicio del proceso patológico. Al mismo tiempo, el endometrio no se desprende a su debido tiempo, sino que se espesa. La proliferación de pólipos en la mucosa conduce al hecho de que hay una descarga abundante en el período de regulación, acompañada de dolor. Al mismo tiempo, son posibles complicaciones del útero como la mutación de células en malignas.

Causas de la patología.

En los tejidos mucosos del útero hay un aparato receptor específico, que es una célula que es altamente sensible a las fluctuaciones hormonales. Debido a esto, el cuerpo se convierte en un tipo de objetivo, que se ve afectado por las hormonas.

Los cambios cíclicos en el endometrio ocurren bajo la influencia de las hormonas en el citoplasma de las células y los receptores nucleares. La descarga menstrual en las mujeres aparece debido al rechazo del tamaño máximo de la membrana mucosa. Las estructuras glandulares se restauran debido a que la capa basal no exfolia, sus glándulas crecen.

Incluso un desequilibrio hormonal menor puede provocar una alteración en el crecimiento y la diferenciación de las células uterinas. Como resultado, comienzan a crecer rápidamente.

Entre las razones para el desarrollo de la patología se encuentran las siguientes:

  • violación de la relación entre la pituitaria y el hipotálamo,
  • Falta de ovulación durante un largo período.
  • Crecimiento de neoplasias hormonalmente activas.
  • ovarios poliquísticos,
  • uso en el proceso de tratamiento de tamoxifeno y medicamentos a base de estrógeno,
  • la presencia de procesos inflamatorios en el sistema urogenital, que se presenta en forma crónica,
  • ayuno
  • exposición al estrés
  • patología tiroidea,
  • diabetes
  • sobrepeso
  • hipertensión
  • enfermedad hepática
  • el inicio de la menopausia,
  • Inmunidad a la opresión.

En el desarrollo de la patología de no poca importancia están las hormonas. En ciertos períodos de la vida hay una fluctuación significativa en su nivel, como resultado de lo cual el proceso patológico puede comenzar. Por esta razón, cualquier cambio en el cuerpo, una indicación para buscar atención médica.

En la pubertad

El crecimiento del revestimiento uterino en este período ocurre en la mayoría de los casos debido a la falta de ovulación. Esto contribuye a la violación de la relación entre la pituitaria y el hipotálamo. Las emisiones de hormonas liberadoras de gonadotropinas ocurren con una frecuencia y amplitud inestables, lo que conduce a una producción insuficiente de hormona estimulante del folículo.

Debido a estos cambios, la atresia de los folículos en la mayoría de los ciclos de la menstruación comienza prematuramente. En este contexto, existe una cantidad excesiva de estrógeno y una escasez catastrófica de progesterona. El nivel de hormonas deja de corresponder a ciertas fases del ciclo.

Las glándulas del endometrio crecen, y las células estromales dejan de crecer. En este contexto, se desarrolla una enfermedad quística glandular o glandular.

En edad reproductiva

Los desequilibrios hormonales en la edad reproductiva pueden ocurrir por las siguientes razones:

  • trastornos del hipotálamo,
  • hiperprolactinemia,
  • exposición al estrés
  • dieta estricta
  • la presencia de enfermedades somáticas que se presentan en forma crónica,
  • violación del mecanismo de retroalimentación, razón por la cual no se observa ovulación,
  • violación de la microflora vaginal y el desarrollo en este contexto de procesos inflamatorios que afectan los ovarios,
  • Cambios en los apéndices, el crecimiento de su estroma, la formación de quistes.

En la premenopausia y la perimenopausia.

La hiperplasia simple a menudo se diagnostica en mujeres después de 50 años. Esto se debe al hecho de que, debido a los cambios relacionados con la edad, los ciclos de ovulación ya están ausentes, la frecuencia y la intensidad de la liberación de hormonas liberadoras de gonadotropina cambian. En consecuencia, la pituitaria comienza a producir menos hormona estimulante del folículo, que es responsable del funcionamiento normal de los apéndices.

Debido a la falta de estrógeno en el momento de la ovulación, se reduce la producción de hormona luteinizante. El aparato folicular a esta edad ya está adelgazado y se observa anovulación.

Con el inicio del período posmenopáusico, la corteza suprarrenal comienza a funcionar activamente, lo que también contribuye al desarrollo de la patología. En el proceso de la terapia con medicamentos, a menudo se prescribe ciclodinona.

Patología desencadenada por fluctuaciones hormonales y la falta de progesterona. Por este motivo, nombrar medicamentos hormonales.

La intervención quirúrgica en esta enfermedad tampoco es infrecuente. Si la enfermedad se caracteriza por recaídas frecuentes, existe una sospecha sobre la degeneración de las células en células malignas, entonces este procedimiento es indispensable. Una operación es inevitable en el caso del desarrollo de una forma polipoide de la enfermedad.

La mayoría de las veces, los médicos recurren al raspado. Este método se utiliza si el endometrio se vuelve más grueso que un centímetro. El material, que se obtiene en el proceso de limpieza, se envía inmediatamente al laboratorio de histología. Así es posible comprender todas las características de la patología.

Enfermedad y embarazo

Si tomamos en cuenta las causas de la enfermedad y su etiología, queda claro que esta patología no es compatible con el embarazo. Esto se debe al hecho de que las membranas mucosas están tan engrosadas que el huevo fertilizado no se puede implantar en ellas. Además, los factores que llevaron al desarrollo de la hiperplasia también pueden conducir a la infertilidad.

El tratamiento de la hiperplasia debe llevarse a cabo antes de planificar el embarazo. Incluso si el huevo puede afianzarse en la cavidad del cuerpo, este estado amenaza con un aborto espontáneo.

La enfermedad se acompaña de abundantes secreciones de sangre, que también impiden la concepción. En algunos casos, el desarrollo o recurrencia de la patología después del parto.

Embarazo después de la enfermedad.

El deterioro patológico del endometrio es un serio obstáculo para la posible concepción. Sin embargo, cuando se restaura la función reproductiva, el desprendimiento de la capa uterina se produce durante los períodos requeridos del ciclo, una mujer puede experimentar un embarazo saludable.

Si una mujer quiere ser madre en el futuro, necesita someterse a un examen de ultrasonido y realizar una histeroscopia. Luego el médico seleccionará las tácticas de tratamiento óptimas. Unos años después de la finalización exitosa de la terapia, será posible planificar el embarazo.

Enfermedad después del parto

El desarrollo y recurrencia de la patología puede ser posterior al parto. Como regla general, esto sucede en formas atípicas y focales de la enfermedad. Al mismo tiempo, las mujeres experimentan una abundante pérdida de sangre. La terapia se lleva a cabo mediante el uso a largo plazo de medicamentos hormonales y curetaje. En algunos casos, también se prescriben remedios homeopáticos.

Es extremadamente importante curar la patología en la etapa inicial de desarrollo. El segundo embarazo sobre su fondo será imposible. Incluso en el caso de una implantación exitosa del óvulo, pronto ocurre un aborto espontáneo.

Puedo tener sexo

La hiperplasia endometrial no es una contraindicación para la intimidad. Según la mayoría de los médicos, no es necesario abandonar el sexo durante este período. Por supuesto, durante el sexo, el dolor es posible, pero estas manifestaciones clínicas pueden manejarse con largos preludios, una selección adecuada de la postura y debido a la precisión de la pareja. Si se produce un sangrado abundante y se observa un síndrome de dolor pronunciado, entonces se debe abandonar la intimidad.

Diagnósticos

Para identificar el proceso patológico, una mujer necesita pasar exámenes y someterse a una serie de estudios. Entre los principales están los siguientes:

  1. Ultrasonido Este es el método de diagnóstico más común, durante el cual se utiliza el sensor intravaginal. Gracias a él, se las arregla para determinar qué tan gruesa se espesa la capa uterina, para revelar los pólipos y el lugar de su localización. El contenido de información del método es de alrededor del sesenta por ciento.
  2. Ehosalpingografía. Durante el estudio, es posible determinar la permeabilidad de las trompas de Falopio y examinar la cavidad del órgano genital.
  3. Biopsia En este caso, se toma la tela. En el futuro, son examinados cuidadosamente bajo un microscopio. El método resulta ser poco informativo en la forma focal de la patología, ya que no siempre es posible extraer el material del área afectada.
  4. Examen histeroscópico con biopsia. Es considerado el más informativo de todos los métodos. La membrana uterina interna se estudia cuidadosamente en forma ampliada, y es posible tomar muestras del área afectada.
  5. Curetaje diagnóstico por separado. El procedimiento se realiza mediante una intervención quirúrgica, durante la cual se realiza el legrado del útero y el cuello uterino mucoso. El tejido resultante se envía al laboratorio de histología.

Después de obtener los resultados de la histología, es posible hacer un diagnóstico preciso y seleccionar el régimen de tratamiento adecuado. El raspado es un procedimiento ineludible.Otra forma de eliminar las lesiones patológicas no es posible.

En algunos casos, también recurren al examen con radioisótopos de un órgano que utiliza fósforo radioactivo. Debido a esto, la patología no solo se detecta, sino que se determina el grado de su propagación y actividad.

La terapia de patología se lleva a cabo en un complejo. En este caso, prescribe medicamentos y curetaje. Para continuar con un embarazo saludable, se lleva a cabo toda una gama de actividades. En primer lugar, se utiliza el sistema intrauterino Mirena, además se toman vitaminas. En este caso, el tratamiento preoperatorio es diferente del postoperatorio.

Preoperatorio

El régimen de tratamiento se selecciona de forma individual, teniendo en cuenta la edad de la mujer, la presencia de patologías concomitantes, la extensión de la lesión, los resultados del estudio y un diagnóstico preciso.

Si un frotis muestra la presencia de una infección por hongos, se prescriben antifúngicos, supositorios antibacterianos y supositorios vaginales antes del legrado. También se puede utilizar spray de buserelina.

A menudo se recurre al uso de antibióticos que reducen el riesgo de aparición del proceso inflamatorio.

Postoperatorio

La base de la terapia postoperatoria es medicamentos hormonales, anticonceptivos (anticonceptivos). El objetivo principal es reducir la concentración de estrógeno y la suspensión del crecimiento de las membranas mucosas. Se utilizan los siguientes grupos de medicamentos:

  1. Los anticonceptivos orales combinan la acción. Como norma, se prescriben en el proceso de tratamiento de adolescentes y mujeres que no han dado a luz. La duración del tratamiento con estos remedios varía de tres a seis meses. Entre los más comunes están Yarin y Zhanin.
  2. Medicamentos a base de análogos de la progesterona sintética. Nombrado independientemente de la forma de patología y edad de la mujer. El curso del tratamiento es largo y unos seis meses. A menudo, en el contexto del uso de estos fondos, aparece la secreción sanguinolenta acíclica.
  3. Medicamentos con efecto progestogénico. Aceptado en determinados periodos del ciclo. La duración del tratamiento es de al menos tres meses.
  4. Dispositivos intrauterinos que contribuyen a la normalización de los niveles hormonales. Su principal ventaja es prevenir el embarazo durante cinco años y restaurar los niveles hormonales normales.
  5. Agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina. Medicamentos de una nueva generación, que deben tomarse una vez al mes. Sus ingredientes activos impiden la producción de hormonas, debido a que el endometrio está atrofiado, y se inhibe el proceso de proliferación celular.

En algunos casos, el curetaje del útero y la terapia farmacológica posterior no dan el resultado deseado. Las células comienzan a degenerar en malignas y los médicos toman una decisión radical: extirpar el útero.

Remedios populares

A menudo, las mujeres no tienen prisa por tomar hormonas, volver a realizar el legrado y recurrir a la cirugía, y comenzar a utilizar los medios tradicionales de medicina. Pueden ser decocciones y tinturas de hierbas o aranceles, así como los remedios homeopáticos Ginekohel, Acidum nikritum, Mastometrin y Kalium carbonicum.

En las recetas de la medicina tradicional se utilizan el útero de boro, la ortiga, la bardana, el cálamo, el nudillo, la potentilla blanca, el montañero serpentino, el bolso de pastor y muchas otras plantas. Sin embargo, hay que entender que la hierba nunca dará un efecto como el de Tranexam o Yarina. Tales herramientas solo pueden eliminar ligeramente las manifestaciones clínicas, saturar el cuerpo con vitaminas y aumentar el tono de la capa muscular del útero.

En la lucha contra la patología misma de la medicina tradicional resulta ineficaz. Además, mientras el proceso de tratamiento se retrasa significativamente, puede sufrir un sangrado abundante, provocado por el desarrollo de complicaciones.. También es posible la degeneración de las células en malignas. Los médicos prohíben categóricamente recurrir a tales métodos de tratamiento.

La dieta para la hiperplasia no es de poca importancia. La psicosomática de la enfermedad aún no se ha estudiado en su totalidad, pero se observa que un estilo de vida saludable y la normalización de la nutrición aceleran significativamente el proceso de curación. Las porciones deben ser pequeñas y bajas en calorías. Es mejor comer más a menudo, pero en cantidades más pequeñas. El menú debe basarse en los siguientes productos:

  • Frutas y verduras frescas,
  • carnes blancas
  • leche fresca
  • Todo tipo de productos lácteos.

La mejor opción de cocción es al vapor. Se recomienda encarecidamente no usar demasiadas grasas vegetales. Debido a la organización adecuada de la dieta, todas las funciones del cuerpo comienzan a recuperarse más rápido, las hormonas vuelven a la normalidad. Además, el riesgo de que el peso corporal aumente, disminuye casi a cero. Este es un factor importante, ya que se observa que las mujeres con más peso son más susceptibles al inicio del proceso patológico.

La hiperplasia endometrial es una afección patológica que puede llevar a una serie de complicaciones graves, en particular la infertilidad y la oncología. La enfermedad necesita tratamiento.

Al elegir las tácticas de la terapia, no solo se tiene en cuenta la edad de la mujer y la presencia de comorbilidades en la historia, sino también la forma de la enfermedad. Dependiendo de exactamente qué tejidos son susceptibles a los cambios y cómo progresa la enfermedad, el régimen de tratamiento tiene varias características.

La automedicación es inaceptable. En una forma descuidada, puede ser imposible superar la dolencia y recurrir a la extirpación completa del órgano afectado.

Mira el video: Ginecología: Hiperplasia endometrial (Noviembre 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send