La vida

Hemorragia uterina en la pubertad: si el ciclo no se forma, ¿cómo identificar la patología?

Pin
Send
Share
Send
Send


El sangrado uterino juvenil se considera una interrupción bastante común del sistema reproductivo durante la pubertad. Muchas niñas enfrentan este problema y, por lo tanto, es importante conocer las causas subyacentes y los síntomas del trastorno. De hecho, en ausencia de atención médica calificada, la enfermedad puede llevar a consecuencias peligrosas y desagradables, incluida la infertilidad.

Entonces, ¿por qué aparece el sangrado disfuncional? ¿Qué formas de patología existen? ¿Cuál es el proceso de diagnóstico y siempre es posible notar la presencia de la enfermedad usted mismo? ¿Qué métodos de tratamiento pueden esperar los pacientes jóvenes? ¿Existen métodos de prevención y tratamiento popular? ¿Con qué médico contactar? Las respuestas a estas preguntas interesan a muchas chicas.

¿Qué es el sangrado juvenil?

El sangrado uterino durante la adolescencia es un problema bastante común. Según las estadísticas, alrededor del 20-30% de las niñas se enfrentan de una u otra forma a esta patología. Debe notarse de inmediato que la aparición de sangrado en el útero no está relacionada de ninguna manera con las lesiones orgánicas de los órganos reproductivos. Los principales factores en este caso es el desequilibrio hormonal.

La pubertad en las niñas es diferente. Además, es difícil incluso establecer límites de edad exactos para la pubertad, ya que para algunas niñas comienza a los 8 años, para otras a los 11. Normalmente, el desarrollo activo del sistema reproductivo no comienza hasta los 8 años y debe completarse por completo a los dieciséis años. Por otro lado, las variaciones también son posibles aquí, por ejemplo, las primeras menstruaciones a menudo aparecen en una niña de 18 años.

El cuerpo de la niña pasa por una serie de grandes cambios. Al mismo tiempo, el proceso de desarrollo involucra no solo el útero y los ovarios, sino también las áreas del cerebro que regulan la producción de hormonas sexuales femeninas. Es durante este período de inestabilidad hormonal que se observan hemorragias uterinas puberales, que a menudo coinciden en el tiempo con el inicio de la ovulación. Entonces, ¿qué hacer en tales casos? ¿Con qué especialistas contactar?

Hemorragia uterina juvenil en adolescentes: causas

Naturalmente, en primer lugar, los pacientes, así como sus padres, están interesados ​​en las causas del desarrollo de la patología. La hemorragia uterina juvenil es a menudo causada por el funcionamiento no sincrónico de los ovarios y el sistema hipotalámico-hipofisario. Esta parte del cerebro es una especie de "centro de control". Produce neurohormonas que controlan el trabajo de todas las glándulas endocrinas, incluidos los órganos del sistema reproductivo. En el contexto de la desincronización, los procesos de foliculogénesis se alteran, lo que conduce a un cambio en la función menstrual normal.

Cuando se altera la relación entre el cerebro y los ovarios, a menudo se desarrolla una hiperestagenia (un aumento brusco en el nivel de estrógeno en la sangre). Esto, a su vez, conduce a la hiperplasia endometrial del útero. A menudo, en el contexto de tales fallas, se observa la formación de quistes en los órganos del sistema reproductor.

Dado que el sangrado uterino funcional en la edad juvenil se asocia con inestabilidad hormonal, se pueden identificar varios factores de riesgo. Por ejemplo, el estrés constante, el cansancio nervioso, el agotamiento emocional afectan la liberación de hormonas y, por lo tanto, pueden desencadenar una hemorragia.

Según las estadísticas, muchas chicas adolescentes enfrentan un problema similar después de sufrir enfermedades infecciosas, como resfriados, rubéola, varicela, gripe, paperas, etc. Los factores de riesgo incluyen enfermedades inflamatorias crónicas que agotan gradualmente las reservas del cuerpo, por ejemplo, amigdalitis

La patología puede ser provocada por un esfuerzo físico intenso, entrenamientos regulares (especialmente para las niñas que participan profesionalmente en deportes). La nutrición adecuada también es importante, porque la dieta debe contener todos los minerales y vitaminas. A menudo, el sangrado comienza después de una fuerte hipotermia del cuerpo.

Las causas del sangrado incluyen trastornos de la coagulación de la sangre, pero esta afección se asocia no solo con el útero: la pérdida de sangre es posible en casi cualquier órgano y es muy difícil detenerla.

Está comprobado que existe una cierta predisposición genética. Se notó que si la madre tenía un embarazo problemático, gestosis, anomalías del sistema reproductivo o el mismo sangrado uterino juvenil durante la adolescencia, las probabilidades de que la enfermedad se desarrollara en sus hijas son mucho mayores.

Formas de patologías.

Dependiendo de las características de los cambios en el fondo hormonal, el sangrado uterino juvenil puede ser de dos tipos:

  • Patologías de Hyperstroe, que, por cierto, se observan con mayor frecuencia. Ocurren en el fondo de niveles aumentados de estrógeno y se acompañan de secreciones abundantes y prolongadas del tracto genital. Como regla general, tal sangrado ocurre después de un ligero retraso de la menstruación (de 1 a 3 meses).
  • En raras ocasiones, los pacientes son diagnosticados con formas hopoestrogénicas que se desarrollan en el fondo de la deficiencia de estrógeno. Como regla general, el sangrado comienza después de un largo retraso en la menstruación (de 2 a 8 meses). Las secreciones no son demasiado abundantes y, a menudo, desaparecen rápidamente por sí mismas.

¿Qué síntomas van acompañados de patología?

Desafortunadamente, con frecuencia las adolescentes no pueden distinguir el sangrado de la menstruación. Por cierto, los primeros episodios de patología a menudo caen en la primera menstruación. Sin embargo, pueden continuar durante varios años después del inicio de la ovulación.

El sangrado rara vez se acompaña de dolor intenso. Sin embargo, se puede observar una mayor cantidad de secreción. A menudo, el sangrado dura varios días seguidos (8 o más); esto es motivo de preocupación. La patología puede ocurrir no solo durante la menstruación, sino también entre ellas. Además, el tiempo de ciclo se reduce, es menos de 21 días.

En el contexto de la pérdida de sangre persistente, la anemia se desarrolla. Las niñas se quejan de debilidad, fatiga crónica, disminución del rendimiento, dificultades de aprendizaje, fatiga, mareos constantes. La piel se vuelve pálida.

Síntomas del sangrado uterino juvenil.

  • Hemorragia intermenstrual del tracto genital que se produce entre la menstruación y la metrorragia.
  • Hemorragia uterina prolongada irregular, que generalmente ocurre después de la menstruación, menometrorragia.
  • Hemorragia uterina (menstruación) regular larga (más de 7 días) y abundante (más de 100 ml) - menorragia, hipermenorrea.
  • Hemorragia uterina regular (menstruación) con un intervalo de menos de 21 días: polimenorrea.
  • Malestar general, debilidad, mareos, dolor de cabeza.
  • Hiperestrogénico: en el fondo de niveles elevados de estrógeno en la sangre (con la persistencia de los folículos en los ovarios). Manchas en el tracto genital, abundantes, prolongadas, por lo general ocurren después de un ligero retraso de la menstruación (1-3 meses).
  • Hipoestrogénico: en el contexto de un bajo nivel de estrógeno en la sangre (con atresia folicular en los ovarios). La secreción sanguinolenta del tracto genital, por regla general, no es abundante y surge después de un retraso de la menstruación durante 2-8 meses.

Un ginecólogo ayudará en el tratamiento de la enfermedad.

Diagnósticos

  • Análisis de la historia de la enfermedad y las quejas (cuándo (cuánto tiempo) apareció el sangrado del tracto genital, su duración, intensidad, etc.).
  • Análisis de la función menstrual (duración y regularidad del ciclo menstrual, profusión y dolor de la menstruación, cuando hubo la primera y la última menstruación, etc.).
  • Análisis de la historia de la vida (enfermedad en la infancia, características del curso del embarazo y parto en la madre de la niña, etc.).
  • Examen ginecológico.
  • Diagnóstico ecográfico de los órganos pélvicos.
  • Determinación del nivel de hormonas en la sangre (FSH, LH, estradiol, progesterona, prolactina, testosterona, 17-OH-progesterona, DGA-S, TSH, T3, T4).
  • El estudio de la coagulación sanguínea (coagulograma).
  • Histeroscopia
  • Consulta ginecólogo-endocrinólogo, endocrinólogo.

Tratamiento del sangrado uterino juvenil.

  • Tratamiento sintomático - detener el sangrado:
    • contracciones uterinas (uterotónicas),
    • medicamentos hemostáticos,
    • Medicamentos que fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos,
    • Método quirúrgico (legrado del útero).
  • La terapia hormonal se determina según la forma del sangrado uterino juvenil:
    • tomar medicamentos que contengan sólo estrógeno (estrógeno),
    • tomar medicamentos que contengan estrógeno y progesterona (estrógeno-gestogenny drogas),
    • tomar medicamentos que contengan análogos de progesterona (medicamentos gestagennye).
  • Tratamiento de fisioterapia (hidroterapia, corrientes de frecuencia overtonal en combinación con electroforesis de cobre, aguas de sulfuro, terapia de lodo, etc.).
  • Terapia restaurativa (tomar vitaminas de varios grupos, terapia de ejercicios, etc.).

Prevención del sangrado uterino juvenil.

  • Tratamiento oportuno y adecuado de enfermedades infecciosas e inflamatorias (amigdalitis crónica, bronquitis, amigdalitis, etc.).
  • Protección fetal en el período prenatal (intrauterino): monitoreo regular de una mujer embarazada con un obstetra-ginecólogo, cumplimiento de las recomendaciones médicas, corrección o corrección oportuna de complicaciones o anomalías durante el embarazo.
  • Cumplimiento de un estilo de vida saludable (evitar los malos hábitos, la nutrición adecuada, con excepción de las dietas no razonables, el ejercicio regular, el endurecimiento, etc.).
  • Exclusión del estrés físico y psico-emocional excesivo, respeto por el sueño y la vigilia.
  • Acupuntura
  • Mantener un calendario menstrual.
  • Visitas regulares al ginecólogo 1 vez por año.

Causas de violaciones

La razón principal es una violación del sistema hipotalámico-hipofisario. La falla hormonal desencadena un ciclo ovárico de una fase con menstruación retrasada y sangrado adicional. Con mayor frecuencia, el sangrado uterino disfuncional de la pubertad ocurre durante los primeros dos años después de la menarquia.

No existe una conexión directa entre esta patología y el desarrollo de otras características sexuales secundarias. En general, las chicas de la pubertad pasan sin infracciones. En más de un tercio de los pacientes, la enfermedad puede complicarse por la aparición de acné y seborrea oleosa.

La aparición de hemorragia uterina en niñas mayores se observa con menarquia temprana (7-12 años). Se diagnostica en más del 60% de los pacientes. Con la aparición tardía de los primeros períodos menstruales (después de 15-16 años), esta patología rara vez ocurre, no más del 2% de los casos.

Las principales causas de la condición patológica en adolescentes:

  • Patología del sistema de coagulabilidad sanguínea.
  • La formación de tumores ováricos de origen hormonal.
  • enfermedades infecciosas agudas y crónicas (ARVI, neumonía, amigdalitis crónica, varicela, rubéola),
  • enfermedades del sistema endocrino (páncreas, glándulas suprarrenales),
  • tuberculosis genital,
  • neoplasias malignas del cuerpo y cuello uterino,
  • Vivir en condiciones adversas, estrés físico y psicológico excesivo,
  • Mala nutrición que no proporciona al cuerpo vitaminas esenciales y oligoelementos.

La amigdalitis crónica con periodos regulares de exacerbación se reconoce como el factor provocador más significativo. Existe una conexión definitiva entre la enfermedad en las niñas y la forma en que el embarazo se desarrolló en su madre. Toxicosis tardía, hipoxia intrauterina crónica del feto, envejecimiento prematuro o desprendimiento de la placenta, asfixia del niño al nacer podrían ser factores provocadores.

Síntomas de la enfermedad

Para muchas niñas, el ciclo mensual regular no se recupera inmediatamente después de la menarquia, sino solo por medio año, dos años. La menstruación puede ocurrir con un retraso de dos a tres meses y, a veces, medio año. El sangrado uterino a menudo ocurre después de un retraso de la menstruación hasta 2 semanas o un mes y medio.

En algunos casos, el sangrado disfuncional puede ocurrir una semana o dos después de la menarquia o en el período intermenstrual. Los principales síntomas de la patología incluyen:

  • sangrado abundante (más de 100 ml por día) y prolongado (más de 7 días),
  • descarga que ocurre 2-3 días después del final de la menstruación,
  • La menstruación, que se repite a intervalos de menos de 21 días,
  • mareos, somnolencia, náuseas como resultado de la anemia,
  • Palidez de la piel, sequedad de boca.
  • deseo patológico de comer alimentos no comestibles (como la tiza),
  • Depresión, irritabilidad, fatiga física rápida.

Muy a menudo, una niña e incluso su madre más experimentada no pueden identificar la violación y considerarla como períodos habituales. La niña puede continuar llevando su estilo de vida habitual, posponiendo así el tratamiento, que debe comenzar de inmediato y agravar el problema. Debe recordarse que cualquier descarga abundante, e incluso con coágulos, requiere mucha atención. Mensualmente se consideran abundantes cuando la almohadilla o el tampón deben cambiarse al menos cada hora.

Dado que la patología puede ser causada por varios motivos, además del examen obligatorio del ginecólogo pediátrico, es necesario consultar a un endocrinólogo, un neuropatólogo y un oncólogo.

Tratamiento de los remedios populares.

Medicina tradicional conocida por muchas hierbas, infusiones y decocciones que tienen un efecto hemostático. Sin embargo, no pueden reemplazar completamente el tratamiento farmacológico. Las decocciones e infusiones de hierbas se pueden utilizar como un método de tratamiento adicional.

Entre las plantas más efectivas cabe destacar:

  • Granada: contiene ácidos acéticos y málicos, taninos, vitaminas K y C, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos, aumenta la viscosidad de la sangre.
  • Pimienta en agua: el tanino, los ácidos orgánicos, la vitamina K en la composición estabilizan la actividad de los músculos lisos del útero, aumentan la coagulación sanguínea,
  • bolsa de pastor: contiene alcaloides, ácidos orgánicos, vitamina C, taninos, riboflavina, que ayudan a reducir la excreción de sangre,
  • Ortiga - la planta más famosa para detener el sangrado, regula el ciclo menstrual, nutre el cuerpo con vitaminas K, C, A, B.

Para la preparación de decocciones, la hierba de las plantas se tritura, se vierte agua hirviendo y se mantiene en un baño de agua durante 15-20 minutos. Después de filtrar, tomar varias veces al día. La duración de la administración y la dosis deben aclararse con un médico.

Prevención del sangrado

Dado que el sangrado juvenil ocurre principalmente con trastornos hormonales, no hay medidas preventivas específicas. Sin embargo, seguir ciertas recomendaciones ayudará a reducir el riesgo de que ocurran:

  1. Tratamiento oportuno de enfermedades infecciosas y virales, especialmente aquellas que se vuelven crónicas (amigdalitis, bronquitis, ARVI).
  2. Observación regular de mujeres embarazadas por parte de un obstetra-ginecólogo, a partir de períodos gestacionales tempranos para identificar y corregir toxicosis temprana y tardía, edema de mujeres embarazadas, trastornos del desarrollo fetal intrauterino, parto prematuro, hipoxia fetal.
  3. Adherencia a los principios de una nutrición adecuada para una adolescente: comer alimentos ricos en vitaminas, la exclusión de la comida rápida, evitar las "dietas" que implican inanición prolongada.
  4. Mantener un calendario menstrual, que ayudará a prestar atención a las desviaciones cuando aparezcan por primera vez.
  5. Recibir medicamentos sedantes para fortalecer los vasos sanguíneos y el sistema nervioso (según lo prescrito por un médico).
  6. Rechazo de los malos hábitos, adherencia al día, buen sueño, ejercicio regular, deportes.
  7. Notificación a las niñas sobre los peligros de las relaciones sexuales tempranas.

Por otro lado, se debe decir sobre la necesidad de visitar a un ginecólogo pediátrico. Muchas madres lo consideran superfluo hasta que la niña se vuelve sexualmente activa. Visitar a un ginecólogo pediátrico con fines profilácticos, especialmente después del inicio de la menstruación, debería ser tan normal como visitar a otros médicos.

¿Qué complicaciones son posibles?

Inmediatamente, se debe tener en cuenta que las niñas de 18 años y más, como regla, ya no sufren tales patologías, ya que los antecedentes hormonales se pueden nivelar con la ayuda de una terapia administrada correctamente. Pero con el tratamiento incorrecto o su ausencia, las consecuencias pueden ser peligrosas.

La pérdida masiva de sangre es peligrosa en sí misma. Además, el sangrado recurrente conduce al desarrollo de anemia. A su vez, esta enfermedad está cargada de falta de oxígeno y de agotamiento del cuerpo. Также возможно развитие стойких гормональных нарушений, которые провоцируют разнообразные проблемы, включая образование кист и опухолей в тканях яичника, а также бесплодие.

Современные методы диагностики

Безусловно, процесс диагностики должен включать в себя несколько этапов. Primero, el ginecólogo adolescente tratará de recopilar una historia completa. Es importante saber cuándo apareció el alta hospitalaria, si hubo factores de provocación, si la madre de la paciente padecía enfermedades ginecológicas, si la niña tenía alguna enfermedad infecciosa, etc.

A continuación, se realiza un examen ginecológico estándar y luego un examen de ultrasonido de los órganos pélvicos: esto permite evaluar el estado de los ovarios, detectar la presencia de quistes u otras neoplasias, verificar si hay un proceso inflamatorio, etc. Para examinar los genitales internos más de cerca, a veces histeroscopia sostenida.

Dado que el sangrado uterino juvenil de las niñas está asociado con desequilibrios hormonales, el análisis de sangre para detectar hormonas es una parte esencial del diagnóstico. En particular, verifican los niveles de progesterona, FSH, estradiol, LH, testosterona y hormonas tiroideas. Cuando se detectan violaciones, a veces se remite al paciente para consulta con un endocrinólogo.

Dependiendo de los datos obtenidos en el proceso de diagnóstico, se puede realizar adicionalmente una prueba de coagulación sanguínea. Solo después de recibir todos los datos necesarios, el médico puede realizar un régimen de tratamiento eficaz.

Tratamiento farmacológico: medicamentos para detener el sangrado uterino.

El tratamiento de tal patología depende en gran medida de su gravedad, así como de la causa del desarrollo. Si el sangrado uterino juvenil de una forma u otra se asocia con estrés físico o emocional, debe eliminarse; a veces incluso esto es suficiente para garantizar que los episodios de la enfermedad no se repitan.

Desafortunadamente, en la mayoría de los casos, el estado de los pacientes es más grave y el sangrado requiere hospitalización. La primera tarea en este caso es detener la pérdida de sangre. Para empezar, a las niñas se les prescriben medicamentos hemostáticos, en particular, Vikasol, Ditsinon, así como ácido aminocaproico y ascorutin. La oxitocina, que causa las contracciones del útero y ayuda a detener el sangrado, también es necesaria. La solución de glucosa se inyecta por vía intravenosa.

Si el régimen de tratamiento anterior no tiene el efecto deseado, al paciente se le prescriben medicamentos hormonales para la gestación de estrógenos, en particular, Marvel, Rigevidon, Mersilon. Dichos medicamentos en la mayoría de los casos ayudan a detener la pérdida de sangre durante el día, después de lo cual su dosis se reduce gradualmente. Sin embargo, el curso de tomar pastillas dura 21 días. Dicha terapia ayuda no solo a eliminar el sangrado, sino también a normalizar gradualmente el ciclo menstrual normal, lo cual es importante, especialmente si la patología está asociada con un desequilibrio hormonal grave.

Además, al paciente se le prescriben complejos vitamínicos, suplementos de hierro, medicamentos para fortalecer los vasos, lo que ayuda a eliminar la anemia y restablecer el equilibrio de minerales y nutrientes en el cuerpo. En caso de anemia grave, no solo el hierro, sino también el ácido fólico, son necesarias las vitaminas C y B12. La pérdida masiva de sangre es una indicación de transfusión de masa de eritrocitos y plasma congelado. Necesario y fisioterapia. El tratamiento integral también debe incluir un esfuerzo físico factible, una dieta saludable, el modo correcto de trabajo y descanso.

Si el sangrado ocurre en el fondo de situaciones estresantes o está asociado con un factor mental, entonces es obligatorio consultar con un psicoterapeuta. A veces necesitas tomar sedantes y otras drogas.

Tratamiento quirúrgico: ¿cuándo es necesario?

En algunos casos, dicha patología requiere intervención quirúrgica. La histeroscopia se realiza con curetaje diagnóstico del útero. Este procedimiento generalmente se realiza bajo anestesia general, pero también es posible con el uso de anestesia local. Si es posible, el médico retiene el himen. Los tejidos obtenidos durante el curetaje se envían al laboratorio para una investigación adicional.

La intervención quirúrgica es necesaria para el sangrado masivo a largo plazo que no se puede establecer por medios conservadores. Pero incluso después del curetaje, el paciente requiere tratamiento con medicamentos, incluidas las hormonas. Vale la pena señalar que en caso de trastornos hemorrágicos, la operación nunca debe realizarse.

¿Existen métodos eficaces de prevención?

No es un secreto que a veces es mucho más fácil prevenir el desarrollo de una enfermedad que someterse a un tratamiento y combatir las complicaciones. La medicina moderna recomienda terapia de mantenimiento preventivo para prevenir nuevas hemorragias.

Desde el quinto al decimoquinto día del ciclo menstrual, a los pacientes se les prescribe vitamina E, ácido fólico y ácido glutámico, así como una solución intravenosa de vitamina B. Desde el día 16 hasta el día 26 del ciclo, el régimen de tratamiento es diferente: las niñas toman ácido ascórbico y vitaminas de los grupos B. Dicho tratamiento se lleva a cabo dentro de los tres meses posteriores al cese de la hemorragia y, según las revisiones, da muy buenos resultados.

Si el sangrado se detuvo con la ayuda de medicamentos hormonales, se muestra que el paciente toma pequeñas dosis de progestinas, en particular "Logest", "Novinet", "Silest" y algunos otros medicamentos. Los medicamentos de estrógeno y progestina se recetan a las niñas que han sido curables, seguidas de la detención hormonal del sangrado.

Naturalmente, durante el período de rehabilitación, los procedimientos generales de salud son de gran importancia. El punto importante es la nutrición adecuada. Es necesario asegurarse de que el cuerpo recibe suficientes vitaminas y minerales. Dos veces al año, se recomienda la suplementación profiláctica de vitaminas.

Todo esto no solo evitará la aparición de hemorragias en el futuro, sino que también ayudará a normalizar el ciclo menstrual para ajustar el trabajo del sistema reproductivo.

Las condiciones físicas positivas afectarán positivamente el estado de salud (su intensidad debería aumentar gradualmente), la natación, las caminatas al aire libre, el descanso junto al mar, el turismo activo, el tratamiento de sanatorios y spas.

Información general

El sangrado uterino juvenil es un sangrado que es aparentemente similar al sangrado menstrual. no tener un ciclo específico (Es decir, aquellos que no surgen regularmente) y no están vinculados a los procesos de ovulación.

Asignación muy abundante (más de 100 ml de sangre por día), su duración, como regla general, no es inferior a 1 semana, el sangrado se produce con un intervalo diferente (a veces menos de 21 días, en otros casos, más de varios meses). En la descarga se pueden encontrar coágulos sanguíneos característicos.

Los primeros signos de patología pueden ocurrir en niñas de 9 a 13 años. Si no se toma ninguna acción en este momento, la situación empeorará.

En particular en la pubertadcuando una niña tiene un ciclo menstrual, el sangrado uterino puede llevar a una grave violación (la menstruación dura de 2 semanas a varios meses). Todo esto afecta negativamente a la función reproductiva del cuerpo femenino.

Clasificación y formularios

Según el volumen de pérdida de sangre y la dependencia del ciclo menstrual, el sangrado uterino en adolescentes se puede dividir en los siguientes tipos:

  1. Menorragia. El sangrado no conduce a irregularidades y cambios en el ciclo menstrual. Al mismo tiempo, el volumen de sangre secretada es muy significativo (más de 80 ml. Por día, la duración es de aproximadamente 7 días).
  2. Metrorragia. Las asignaciones tienen un volumen bastante escaso, que no se observa.

  3. Polimenorrea. Hay irregularidades en el ciclo menstrual cuando es menos de 21 días.

Las recomendaciones para el tratamiento de la vulvovaginitis en niñas se pueden encontrar en nuestro sitio web.

Junta editorial

Hay una serie de conclusiones sobre los peligros de los cosméticos detergentes. Desafortunadamente, no todas las mamás recién hechas los escuchan. En el 97% de los champús para bebés, se usa la sustancia peligrosa Lauril Sulfato de Sodio (SLS) o sus análogos. Se han escrito muchos artículos sobre los efectos de esta química en la salud de niños y adultos. A petición de nuestros lectores, probamos las marcas más populares. Los resultados fueron decepcionantes: las empresas más publicitadas mostraron la presencia de los componentes más peligrosos. Para no violar los derechos legales de los fabricantes, no podemos nombrar marcas específicas. La compañía Mulsan Cosmetic, la única que pasó todas las pruebas, recibió con éxito 10 puntos sobre 10. Cada producto está hecho de ingredientes naturales, completamente seguros e hipoalergénicos. Sin duda recomendaría la tienda online oficial mulsan.ru. Si duda de la naturalidad de sus cosméticos, compruebe la fecha de caducidad, no debe superar los 10 meses. Venga con cuidado a la elección de los cosméticos, es importante para usted y su hijo.

Mecanismo de desarrollo

El sangrado uterino disfuncional del periodo juvenil es un proceso que se desarrolla en una secuencia determinada. Hay los siguientes etapas de desarrollo este fenomeno

  1. Violaciones de la función secretora del hipotálamo.
  2. Cambios en la cantidad de hormonas secretadas por la glándula pituitaria.
  3. El nivel de la hormona secretada por los ovarios disminuye.
  4. El nivel de estrógeno disminuye, lo que contribuye a la interrupción del proceso de maduración de los folículos del huevo (se rechazan antes de que alcancen la plena madurez).
  5. Como resultado de la reducción del nivel de progesterona, se interrumpe el proceso de ovulación, que ahora ocurre de manera irregular.
  6. Se produce una deformación de la membrana mucosa, que recubre el útero desde el interior.
  7. Los elementos de la membrana mucosa, junto con los folículos inmaduros, se excretan del cuerpo en forma de sangrado.
al contenido ↑

Manifestaciones clinicas

Principales síntomas El sangrado uterino en una niña son:

  • Secreción sanguinolenta copiosa de unos 100 ml. por dia
  • La duración del período de sangrado es de 7 días o más,
  • Si hay sangrado más escaso, su duración es de aproximadamente 2 semanas.
  • una disminución en la duración del ciclo menstrual, cuya duración no es más de 21 días,
  • manchado en el período entre la menstruación,
  • violación de la coagulación de la sangre,
  • deterioro del bienestar general, en particular, debilidad, mareos frecuentes,
  • disminución de la presión arterial,
  • mayor fatiga
  • propensión a desarrollar depresión, estado emocional deprimido,
  • escaldado de la piel,
  • sed constante

Estos sintomas No siempre se manifiesta plenamente.

Los principales signos de sangrado uterino son la secreción copiosa, la presencia de secreción entre períodos, cambios en el ciclo menstrual.

Causas

El desarrollo de sangrado uterino en las niñas puede conducir varios factores negativos tales como

  1. Cambios en los niveles hormonales en el cuerpo, asociados, por ejemplo, con el logro de un período de pubertad, tomando medicamentos que contienen hormonas.
  2. Enfermedades infecciosas en forma aguda o crónica del curso.

  3. Nutrición inadecuada, en particular, el uso de productos, pobres en vitaminas y minerales, hipovitaminosis.
  4. Trauma psicologico.
  5. La fatiga física o intelectual prolongada.
  6. Cambios en los vasos sanguíneos (capilares) en los tejidos del útero, en particular, su expansión, lo que lleva al estancamiento de la sangre en el útero.
  7. Deformación de ciertas áreas de la membrana mucosa del órgano.
al contenido ↑

Complicaciones y consecuencias.

Hemorragia uterina juvenil, especialmente si son abundantes y duraderas, a menudo conducen a una disminución en el nivel de hemoglobina en la sangre y, en consecuencia, al desarrollo de la anemia.

La anemia, a su vez, contribuye al deterioro del bienestar general de la niña, debilidad, aumento de la fatiga, mareos.

Las complicaciones más peligrosas del sangrado uterino es un cambio en el revestimiento uterino.

Como resultado de tales cambios, las condiciones precancerosas a menudo ocurren en esta área, el desarrollo y tumores malignos del útero.

Metodos de tratamiento

Con un deterioro significativo de las chicas, Necesito darle sus primeros auxilios. Y para esto:

  1. Es importante tranquilizar a la niña, protegerla de las experiencias emocionales.
  2. En la parte baja del abdomen se recomienda poner una almohadilla térmica con hielo.
  3. Proporcione suficiente bebida (agregue una pequeña cantidad de azúcar y jugo de limón al agua).
  4. Para mejorar su bienestar, puede darle a su hijo una pastilla de dicinona, un medicamento que contenga vitamina C.

Es importante recordar que si después de todas estas acciones el ataque ha pasado, El niño todavía necesita ser mostrado al médico. ya que los métodos mencionados anteriormente solo pueden eliminar los síntomas de la enfermedad, pero no su causa.

Además, dependiendo de los síntomas de la dolencia y su gravedad, se prescribe la terapia con medicamentos, que incluye lo siguiente drogas:

  1. Medios que aumentan el tono del útero (oxitocina).
  2. Preparaciones para el engrosamiento de la sangre (Vikasol, Ditsinon).
  3. Medios para reforzar las paredes vasculares (Askorutin).
  4. Medicamentos que aumentan la hemoglobina (Maltofer, Venofer).
  5. Medicamentos sedantes con ansiedad severa (tintura de valeriana, motherwort).
  6. Agentes hormonales (recetados a niñas mayores de 13 años, si hay una deformación pronunciada de los tejidos de la mucosa uterina).

En caso de sangrado severo, que representa una amenaza para la salud y la vida de la niña, se utilizan métodos quirúrgicos de tratamiento, como el legrado, la criodestrucción de la mucosa uterina.

Lineamientos clinicos

Las formas principales para establecer la presencia de la enfermedad e identificar su extensión, los métodos de primeros auxilios, la secuencia de etapas del tratamiento, una lista de medicamentos, las indicaciones para la hospitalización y el tratamiento quirúrgico se detallan en documentos especiales. Desarrollado por especialistas en el campo de la ginecología pediátrica.

Diagnóstico y tratamiento del sangrado uterino anormal puberal - pautas clínicas.

Hemorragia juvenil: clasificación

Todo sangrado juvenil se divide en anovulatorio y ovulatorio. El primer tipo de patología se caracteriza por fracasos de ciclo, grandes pérdidas de sangre, pérdida de apetito, somnolencia y debilidad. Se puede reconocer por el cuadro clínico del flujo en un examen ginecológico, durante la ecografía y otras pruebas de laboratorio.

El sangrado ovular en sus manifestaciones es similar a la descarga mensual habitual en mujeres. Su característica distintiva es la duración, también hay baja escasa durante todo el mes y períodos muy cortos o demasiado largos entre períodos.

Hemorragia juvenil: síntomas

El síntoma principal del sangrado juvenil es la descarga de sangre de los genitales que se produce después de un retraso de la menstruación durante un período de 2 semanas a 2 meses. Para muchas chicas, este fenómeno se repite. El sangrado suele ser profuso y está acompañado de debilidad, mareos y otros signos de anemia. En algunos casos, con tal violación, se observa una hemorragia de intensidad moderada, pero no hay signos de pérdida de sangre, tal hemorragia juvenil puede durar hasta dos semanas o más.

Hemorragia juvenil: tratamiento

El tratamiento de los datos de sangrado involucra dos etapas, la primera de las cuales detiene la hemorragia y la segunda, la prevención de la recurrencia de la patología. La elección del tratamiento adecuado para el sangrado juvenil depende de la condición del paciente.

En los casos graves (con anemia grave, palidez de la piel y disminución de la hemoglobina a un nivel de 80 g / ly menos), si el sangrado continúa, está indicado el tratamiento quirúrgico. Consiste en realizar un legrado del útero con la extracción de la membrana mucosa y el posterior examen de laboratorio de parte del raspado. Para evitar daños en el himen, los doctores usan espejos vaginales para bebés. Entre otras cosas, al paciente se le prescriben vitaminas B y ácido ascórbico, así como suplementos de hierro. La nutrición en el período de recuperación debe aumentar las calorías.

Si la condición del paciente se considera moderada o satisfactoria, se realiza un tratamiento conservador. Incluye medicamentos hormonales y que contienen vitaminas.

Con un tratamiento completo y oportuno, el pronóstico para el desarrollo de la enfermedad es favorable. Si las medidas necesarias no se toman a tiempo, es posible el desarrollo de infertilidad.

Prevención del sangrado juvenil.

Las medidas preventivas para el sangrado juvenil están dirigidas a la formación de un ciclo regular en una mujer. Para hacer esto, puede usar medicamentos hormonales como los anticonceptivos orales. En la prevención de la aparición de hemorragias juveniles, se utiliza la acupuntura, que estimula la ovulación y aumenta la regularidad del ciclo. De particular importancia es el mantenimiento de la salud general del cuerpo: el saneamiento de la cavidad bucal y otros posibles focos de infección, una nutrición adecuada, actividad física, terapia con vitaminas, endurecimiento, etc.

Causas del sangrado

La principal causa de sangrado en las niñas es un trastorno del ligamento de los hipófisis, hipotálamo, ovarios. En él se producen procesos que conducen a cambios en la producción de FSH y LH. Su esencia es la irregularidad en la selección de folículos. En cada ciclo se debe formar dominante, pero está ausente. Нарушается объем прогестерона, так как не приходится ждать появления его источника — желтого тела. Матка делается мишенью лишь для эстрогенов.

Como consecuencia de las violaciones de los ovarios pueden aparecer quistes, foliculares (en la mayoría de los casos) o cuerpo lúteo. El endometrio carece de la posibilidad de un reemplazo oportuno, es decir, la función menstrual sufre cambios negativos. Por lo tanto, el sangrado uterino juvenil generalmente se detecta después de la demora de la menstruación por un tiempo de 1.5 a 6 meses. Pero también ocurren después de 2 a 3 semanas después de la menstruación. El revestimiento del útero crece excesivamente como resultado del proceso hiperplásico. Y dejar el contenido corporal se caracteriza por un aumento en el volumen o la duración de la eliminación, y en ocasiones ambos signos.

Las circunstancias que contribuyen a tales trastornos son:

  • Infecciones agudas y crónicas (amigdalitis, neumonía, gripe),
  • Deficiencia y exceso de vitaminas, minerales,
  • fuertes experiencias emocionales
  • esfuerzo físico excesivo
  • rasgos hereditarios del desarrollo,
  • problemas con la tiroides, el páncreas,
  • patología de la sangre,
  • enfermedad del higado

Signos de patologia

Las hemorragias juveniles en niñas adolescentes se consideran como tales si se detectan entre la menarquia y hasta 2 años después. Sus signos:

  • abundante descarga de sangre del tracto genital,
  • su existencia en 7 días,
  • Detección de sangrado moderado, pero por más de 15 días.
  • deterioro de la coagulación de la sangre y, como resultado, aumento del volumen del contenido del útero que se está expulsando,
  • mareos, fatiga, somnolencia, náuseas, como resultado de la alta pérdida de fluido biológico,
  • Palidez de la piel, sequedad de boca.

Métodos de identificación de problemas

El sangrado uterino disfuncional juvenil requiere identificar a los autores de su aparición, así como la diferenciación del aborto espontáneo incompleto. Los exámenes se llevan a cabo antes de que finalice la descarga y, después, el complejo consta de:

  • interrogando y examinando al paciente,
  • varios análisis de sangre, de los cuales usted necesita saber la cantidad de plaquetas, APTTV, otras características de la coagulación, bioquímica,
  • pruebas hormonales (FSH, LH, progesterona, estrógenos, prolactina, cortisol, sustancias tiroideas, testosterona),
  • Ecografía del útero y los ovarios para evaluar el estado de la membrana mucosa de las gónadas (para aquellos con vida íntima, el examen se realiza por vía intravaginal).

El sangrado uterino disfuncional del periodo juvenil requerirá consideración del desarrollo físico de la niña, características sexuales secundarias. Después de detener la descarga, se realiza un amplio examen del estado del paciente, teniendo en cuenta los probables perpetradores del problema:

  • Cráneo de rayos X con proyección de la silla turca,
  • eco y electroencefalografía,
  • Tomografía computarizada del cerebro suponiendo la presencia de un tumor hipofisario,
  • ecografía de glándulas suprarrenales y tiroides,
  • Ecografía nuevamente para ver en la dinámica del revestimiento del útero y los ovarios.

¿A qué médico debe acudir el paciente?

El sangrado juvenil uterino a los 12 años de edad puede ser el resultado de no solo un desequilibrio hormonal causado por una etapa de transición en la vida. Son manifestaciones de una dolencia diferente, y no la patología en sí. En particular, el sangrado uterino se detecta en la coagulación de la enfermedad de Vergolf, la inflamación de los órganos genitales internos, la tuberculosis y un tumor. Por lo tanto, una consulta obligatoria con un ginecólogo puede no ser suficiente para tener toda la información. En algunos casos, el paciente tendrá que ser examinado:

  • endocrinólogo
  • un neurólogo,
  • oftalmólogo
  • hematólogo
  • oncólogo

Los primeros 3 especialistas serán necesarios para todas las niñas que están preocupadas por el sangrado juvenil.

Hormonas contra el sangrado.

La hemostasia hormonal en el sangrado juvenil está indicada si no es posible lograr el efecto de un tratamiento diferente. Se trata de tomar medicamentos con estrógeno y progestina para igualar su propio equilibrio de sustancias. La elección se hace a partir de los medicamentos "Rigevidon", "Non-Ovlon", "Mersilon", "Marvelon", que beben 3-4 tabletas por día cada 6-8 horas. Esto le permite deshacerse del sangrado el primer día de uso de uno de los remedios. Después de que la dosis se reduce a la mitad de una tableta cada 2 días, si el problema desaparece. Cuando de esta manera solo se necesita 1 pieza para un solo uso, el medicamento no se detiene para beber. El curso general debe durar 21 días. Después de suspender el medicamento, habrá una pequeña descarga con sangre que no durará más de lo normal.

La hemostasia hormonal para los trastornos de la coagulación de la sangre se realiza mediante gestágenos artificiales, a veces combinándolos con glucocorticosteroides. Cómo tomar duphaston con sangrado juvenil: se prescribe 10 mg dos veces al día. El tratamiento debe durar 7 días. Las progestinas se muestran en el caso cuando el nivel de estrógeno en las pruebas diagnósticas funcionales es elevado o moderado. Además de Duphaston, Norkolut también se utiliza.

Recomendamos leer el artículo sobre irregularidades menstruales. De ella aprenderá acerca de la desviación de la norma, las causas de la patología, las enfermedades que conducen a la interrupción del ciclo, el tratamiento.

Prevención de la aparición de patologías.

Detener el control de la descarga de sangrado juvenil no debe ser limitado. Se requiere prevención, que es todo un sistema de medidas:

  • Observancia de un modo de vida correcto, nutrición, estabilidad emocional. También se muestra ejercicio moderado, aire fresco.
  • Niñas hasta 15 años de terapia vitamínica en los días del ciclo. Del 5 al 15, se necesitan ácidos fólico y glutámico y B6. El ácido ascórbico y B1 se muestran a partir del día 16 del ciclo. La vitamina E se toma todo el mes. La terapia dura 3 ciclos.
  • Las chicas de 16 a 17 años necesitarán gestágenos. Esto es todo lo mismo "Duphaston", designado desde el 5º día del ciclo en la tableta (curso 21 días). Otro esquema: a partir del día 16 del ciclo en 2 dosis (curso de 10 días).

El sangrado juvenil, ICB 10, pone el número 93 "Otro sangrado anormal del útero y la vagina". Pero el problema puede ser mucho más amplio. Por lo tanto, un examen exhaustivo del problema por parte de los profesionales y la lucha contra el sangrado, la detección es muy importante, no deben ser descartados únicamente en el juego de las hormonas. El bienestar ginecológico se establece en gran parte en la infancia.

Edad reproductiva

El tratamiento del sangrado uterino en edad reproductiva se determina después de obtener los resultados del análisis histológico. Si ocurre una recaída, se realiza hemostasia no hormonal y hormonal. A continuación, debe cumplir con las medidas para corregir la disfunción identificada, con la ayuda de un tratamiento hormonal. Es necesario regular la función menstrual.

En el período de la menopausia.

El tratamiento del sangrado uterino en la menopausia tiene como objetivo suprimir la función hormonal y la menstruación, en otras palabras, se provoca la menopausia. La hemorragia solo se puede detener quirúrgicamente: curetaje e histeroscopia o extirpación quirúrgica del útero.

  • Como medida preventiva del sangrado uterino juvenil, se recomienda una nutrición adecuada, con niveles elevados de hierro en los alimentos. Se realiza endurecimiento general del cuerpo, rehabilitación de focos infecciosos crónicos, así como el uso de preparaciones de progestina.
  • Como profilaxis del sangrado uterino en edad reproductiva, el tratamiento de las enfermedades asociadas se realiza necesariamente, el estado neuro-psicológico se normaliza con la ayuda de vitaminas y sedantes. Pero con la elección incorrecta del tratamiento, el sangrado uterino puede volver a ocurrir.

La prevención del sangrado uterino disfuncional debe llevarse a cabo incluso en el período de desarrollo intrauterino. Además, a medida que el organismo se desarrolla, se deben tomar medidas para fortalecer el cuerpo, por ejemplo, el endurecimiento. Las enfermedades, incluida la esfera sexual, deben tratarse con prontitud. En caso de sangrado uterino, es necesario tomar medidas para restablecer el ciclo menstrual, para este propósito, el nombramiento de anticonceptivos hormonales. Los anticonceptivos orales reducen la probabilidad de un embarazo no planificado y como resultado del aborto. Además, las drogas permiten que el cuerpo conduzca al equilibrio hormonal. También se recomienda visitar regularmente a un ginecólogo, al menos 2 veces al año y con más frecuencia.

Causas del sangrado uterino juvenil

El sangrado uterino juvenil tiene una naturaleza polietiológica y se produce bajo la influencia de muchos factores internos y externos. La razón principal es la imperfección de la regulación del sistema reproductivo en el período de formación del ciclo menstrual. Los factores que afectan todavía en el período prenatal pueden predisponer a un funcionamiento inestable. Estamos hablando de las patologías del embarazo y el parto de la madre de la niña, especialmente de la hipoxia intrauterina, ya que la deficiencia de oxígeno es destructiva para el cerebro y luego puede manifestar una violación de las funciones hormonales de la glándula pituitaria. Por lo tanto, los trastornos hormonales en el sangrado uterino juvenil a menudo son causados ​​por una disfunción en la parte central de la regulación.

En el contexto de la predisposición existente de una niña de la pubertad, a menudo están sujetos a estrés emocional. El desencadenante para el desarrollo del sangrado uterino juvenil puede servir como un conflicto en la familia o con compañeros, fracaso escolar, problemas en las relaciones con el sexo opuesto y mucho más. El estrés conduce a una producción deficiente de folículo estimulante (FSH) y hormona luteinizante (LH) más a menudo con un exceso de la primera de ellas. Como resultado, la ovulación no se produce, la hiperestrogenia tiene lugar durante mucho tiempo, que es la causa principal del aumento de la proliferación del endometrio sin su rechazo oportuno. La mucosa del útero a menudo experimenta cambios anormales con la formación de pólipos y quistes. Aparecen áreas de isquemia y necrosis, posteriormente se rechaza el endometrio con el desarrollo de sangrado uterino juvenil.

Clasificación del sangrado uterino juvenil.

La pubertad hemorrágica disfuncional se divide según el grado de pérdida de sangre y su conexión con la fase del ciclo menstrual. También hay diferencias debido a la concentración de estrógeno en la sangre. Las siguientes opciones clínicas para el sangrado uterino juvenil son posibles:

  • Menorragia. El ritmo de la menstruación se conserva, la pérdida de sangre supera los 80 ml con una duración de más de 7 días.
  • Polimenorrea. El ciclo también se guarda, es regular y corto (menos de 21 días).
  • Metrorragia - sangrado uterino acíclico, que a menudo está precedido por ciclos de sangrado escaso (oligomenorrea).

Muy importante para determinar las tácticas médicas es la correlación de los tipos de sangrado uterino juvenil con la concentración de estrógeno en la sangre del paciente. Hay tres tipos de sangrado: hipoestrogénico, normoestrógeno e hiperestrogénico. El tipo hipoestrogénico ocurre en niñas con características sexuales secundarias poco desarrolladas con un desarrollo acelerado de la inteligencia (aceleración). El tipo de estrógeno normal sugiere un desarrollo físico armonioso, pero el tamaño del útero permanece por debajo de la norma de edad. El sangrado uterino hiperestrogénico juvenil ocurre en niñas desarrolladas físicamente, a menudo con algo de inmadurez psicológica.

Síntomas del sangrado uterino juvenil.

La edad típica de inicio es de 13 a 16 años, puede haber casos de inicio temprano o tardío de síntomas. Tanto la niña como sus padres pueden contactar al médico. La principal queja es la pérdida de sangre, que supera subjetivamente el volumen de una menstruación normal. El sangrado uterino juvenil es a menudo acíclico y ocurre en el contexto de un retraso menstrual previo. La duración del sangrado suele ser de 3 a 4 semanas, pero las estadísticas muestran que la duración de la pérdida de sangre puede variar de 10 a 90 días. Aproximadamente el 10-15% de los casos de sangrado están acompañados por dolor en la parte inferior del abdomen.

Con el sangrado uterino juvenil prolongado, la palidez y la sequedad de la piel, se observa un aumento del pulso, lo que indica el desarrollo de anemia post-hemorrágica. Este último también se manifiesta por debilidad general y mareos. Las características del desarrollo físico de la niña y sus características personales llaman la atención. Algunos de ellos se describen arriba, en general, hay un aumento de la ansiedad, a menudo el estado de ánimo disminuye, quizás un estado subdepresivo. El desarrollo de características sexuales secundarias en el sangrado uterino juvenil puede corresponderse con la norma de edad o retraso.

Tratamiento del sangrado uterino juvenil.

Como regla general, el tratamiento se realiza de forma ambulatoria. Las indicaciones para la hospitalización son sangrado uterino juvenil, no susceptible de corrección médica o sangrado uterino profuso. Para detener el sangrado, primero se usan los agentes uterotónicos y hemostáticos, mientras que se realiza la terapia de vitaminas y la corrección de la anemia. Si el tratamiento es ineficaz, se prescribe la terapia hormonal con COC monofásico en dosis bajas, el número de cursos se determina individualmente. Si la pérdida de sangre persiste, a pesar de las medidas descritas anteriormente, el problema de la histeroscopia, es decir, el legrado de diagnóstico del útero, se resuelve. Como norma, en este caso, la causa del sangrado uterino juvenil se convierte en deformidad glandular-quística del endometrio.

Una etapa obligatoria de la terapia es la prevención del sangrado uterino juvenil recurrente. Se recomienda mantener un peso normal, si es necesario, se prescribe una dieta adecuada, ya que un exceso o déficit de peso corporal es en cierta medida responsable de la regulación del ciclo menstrual. La observación dispensaria se lleva a cabo una vez al mes hasta que el ciclo se estabiliza, la ecografía se realiza al menos una vez en 6-12 meses. En general, varios especialistas están involucrados en el tratamiento del sangrado uterino juvenil, incluido un pediatra, un endocrinólogo, un hematólogo, un neurólogo y un oculista. Se recomienda la asesoría psicológica.

Pronóstico y prevención del sangrado uterino juvenil.

El pronóstico depende en gran medida de la causa del desarrollo del sangrado y del éxito de la terapia. Desafortunadamente, muy a menudo el ciclo tiene que estar regulado por hormonas, lo que tiene una serie de consecuencias negativas para la niña. Además, no elimina la causa principal de los trastornos resultantes, es decir, la regulación interna central permanece dañada. En el futuro, la patología ginecológica se observa en la mayoría de las niñas, la infertilidad primaria se diagnostica en más de la mitad de los casos. La prevención es posible en parte en el período prenatal. Un ambiente familiar favorable también reduce el riesgo de sangrado uterino juvenil.

¿Qué es el sangrado uterino juvenil?

El sangrado uterino disfuncional en el período puberal (juvenil) se llama sangrado uterino juvenil (UMC). Su frecuencia es del 20% o más de todas las enfermedades ginecológicas de la infancia. Los CMU se asocian con la inmadurez del sistema hipotalámico-hipofisario, en particular con el ritmo inestable de la secreción de lyulberin (cada hora). Esto conduce a una violación de las proporciones de FSH y LH secretadas por la glándula pituitaria, más a menudo a un ciclo ovárico de una sola fase o una deficiencia de la fase lútea. Debido a la disfunción de todo el sistema regulador de la función reproductiva, se desarrolla una hiperplasia endometrial.

¿Qué desencadena el sangrado uterino juvenil?

En el corazón de la hemorragia uterina disfuncional se encuentra la desincronización del funcionamiento del sistema hipotalámico-pituitario-ovárico. Como resultado, se altera la relación entre las hormonas liberadoras secretadas FSH y cambios de LH, foliculogénesis y función menstrual. Varios folículos atréticos maduran en el ovario, o uno persiste, pero el folículo dominante está ausente y, en consecuencia, no se forma el cuerpo lúteo. Cuando varios folículos maduran en el cuerpo, se observa un "hiperestrogenismo relativo", es decir, Hay poco estrógeno, pero el cuerpo lúteo está ausente, por lo que el útero solo está influenciado por el estrógeno. Con la persistencia del folículo, el nivel de estrógeno es más alto de lo normal (hiperestrogenismo absoluto), pero aún así, el útero solo está bajo la influencia de los estrógenos. A menudo, en los ovarios se forman quistes foliculares (82.6%), menos frecuentemente quistes amarillos (17.4%). Independientemente del hiperestrogenismo oneroso o absoluto, la mucosa uterina no se rechaza a tiempo (en los días de menstruación) y sufre una transformación hiperplásica: se desarrolla una hiperplasia quística glandular. En la mucosa no hay fase de secreción, su proliferación excesiva conduce a la desnutrición y al rechazo. Sin embargo, el rechazo puede ir acompañado de sangrado abundante o estiramiento en el tiempo.

Cuando recurrente UMC posible hiperplasia atípica.

Los CMU a menudo ocurren con folículos atréticos y se observan en los primeros 2 años después de la menarquia. A veces, el sangrado uterino disfuncional en el período juvenil también está motivado por la persistencia del folículo.

El estrés mental y físico, el exceso de trabajo, las condiciones de vida desfavorables, la hipovitaminosis, la disfunción de la glándula tiroides y / o la corteza suprarrenal contribuyen a la violación de la regulación hormonal del desarrollo sexual con UMK. Большое значение в развитии ЮМК имеют как острые, так и хронические инфекционные заболевания (корь, коклюш, ветряная оспа, эпидемический паротит, краснуха, ОРВИ и особенно частые ангины, хронический тонзиллит). Кроме того, могут иметь значение осложнения у матери во время беременности, родов, инфекционные заболевания родителей, искусственное вскармливание.

Симптомы Ювенильных маточные кровотечения

El cuadro clínico es la aparición de flujo sanguíneo desde el tracto genital después de un retraso de la menstruación por períodos que van desde los 14-16 días hasta los 1,5-6 meses. Tales irregularidades menstruales a veces aparecen inmediatamente después de la menarquia, a veces durante los primeros 2 años. En un tercio de las chicas, se pueden repetir. El sangrado puede ser profuso y provocar anemia, debilidad, mareos. Si tal sangrado continúa por varios días, puede ocurrir una segunda violación del sistema de coagulación de la sangre del tipo de DIC por segunda vez y luego el sangrado aumentará aún más. En algunos pacientes, el sangrado puede ser moderado, no acompañado de anemia, pero puede durar de 10 a 15 días o más.

Las UMK no dependen del cumplimiento del calendario y la edad ósea, así como del desarrollo de características sexuales secundarias.

Tratamiento del sangrado uterino juvenil.

El tratamiento del sangrado uterino juvenil se realiza en 2 etapas. En la primera etapa, se realiza la hemostasia, en la segunda etapa: terapia dirigida a prevenir la recurrencia del sangrado y la regulación del ciclo menstrual.

Al elegir el método de hemostasia, es necesario tener en cuenta el estado general del paciente y la cantidad de pérdida de sangre. Pacientes cuya anemización no es muy pronunciada (la hemoglobina es más de 100 g / l, el hematocrito es más del 30%) y, según la ecografía, no hay signos de hiperplasia endometrial, se realiza una terapia hemostática sintomática. Se prescriben agentes reductores uterinos: oxitocina, 5 UI por vía intravenosa, solución de glucosa al 5% o 0,3-0,5 ml por vía intramuscular 3-4 veces al día, preparaciones hemostáticas - dicinona, vikasol, 2 ml por vía intramuscular, así como 1 píldora 3 veces al día, ácido aminocaproico, 1 tableta 3 veces al día o 100 ml por goteo intravenoso. La combinación de la terapia indicada con la fisioterapia (corrientes sinusoidales moduladas a la región de los ganglios simpáticos cervicales) proporciona un buen efecto hemostático, 2 procedimientos por día durante 3 a 5 días, así como acupuntura o electroacupuntura.

Con la ineficacia de la terapia hemostática sintomática, la hemostasia hormonal se realiza con progestinas sintéticas. Los medicamentos de estrógeno-progestina (sin ovlon, rigevidon, marvelon, mercilon) se prescriben 3-4 veces al día, 1 tableta para completar la hemostasia. El sangrado se detiene, como regla, dentro de 1 día. Luego, la dosis se reduce gradualmente (1/2 tableta en 2 días sin secreción de sangre), llevando la dosis a 1 tableta por día, después de lo cual el tratamiento continúa durante 16-18 días, de modo que el curso es de 21 días. La secreción de tipo menstrual después de la interrupción de los estrógenos-gestágenos es moderada y termina en 5-6 días.

Con sangrado prolongado y abundante, cuando hay síntomas de anemia e hipovolemia, debilidad, mareos, nivel de hemoglobina por debajo de 70 g / l y hematocrito por debajo del 20% muestra hemostasia quirúrgica: curetaje de diagnóstico separado bajo el control de la histeroscopia con un examen histológico cuidadoso de los recortes. Para evitar roturas, el himen se tritura con una solución de novocaína al 0.25% con 64 U de lidasa. Pacientes con coagulación sanguínea alterada, no se realiza curetaje diagnóstico por separado. La hemostasia se realiza solo con progestinas sintéticas, si es necesario en combinación con glucocorticosteroides.

Simultáneamente con un tratamiento conservador o quirúrgico, es necesario llevar a cabo una terapia antianémica completa: preparaciones de hierro (maltofer, fenulsos orales, venofer intravenoso), vitamina B12 por vía intramuscular a 200 μg / día con ácido fólico 0,001 g 2-3 veces al día en el interior, vitamina B6 en el interior. 0,005 g 3 veces al día o intramuscularmente en una dosis de 1 mg de una solución al 5% 1 vez al día, vitamina C por vía intramuscular 1 ml de una solución al 5% una vez al día, vitamina P (rutina) en una dosis de 0,02 g 3 veces al día por vía oral. En el caso extremo (el nivel de hemoglobina está por debajo de 80 g / l, el hematocrito está por debajo del 25%), se vierten los componentes sanguíneos: plasma fresco congelado y masa de glóbulos rojos.

Prevención de la hemorragia uterina juvenil

Para prevenir la recurrencia del sangrado después de una hemostasia completa en el contexto del tratamiento sintomático y hemostático, se recomienda llevar a cabo una terapia vitamínica cíclica: durante 3 meses, desde el 5º al 15º día del ciclo, se prescribe 1 tableta 3 veces al día, ácido glutámico 1 tableta 3 una vez al día, vitamina B6, solución al 5%, 1 ml por vía intramuscular, vitamina E 300 mg en días alternos, y del 16 al 26 día del ciclo: ácido ascórbico, 0,05 g, 2 a 3 veces al día, vitamina B , 5% de solución de 1 ml por vía intramuscular. Para la regulación de la función menstrual, también se utiliza la electroforesis endonasal de litio, vitamina B, novocaína y electrosleep. La prevención del sangrado después de la hemostasia hormonal consiste en tomar progestinas sintéticas de dosis bajas (novinet, divin, logest, Silest) 1 tableta a partir del 1º o 5º día del ciclo (en un plazo de 21 días) o gestagens - norkolut 5 mg o dufastone on 10-20 mg por día desde el día 11 hasta el día 25 durante 2 a 3 meses, seguido de una terapia de vitamina cíclica. Debe evitarse la recaída de pacientes con procesos hiperplásicos endometriales después del legrado y después de la hemostasia hormonal. Para este propósito, se prescriben preparaciones de estrógeno-progestina o gestágenos puros (dependiendo de los cambios en el ovario: atresia o persistencia del folículo). De gran importancia son las medidas de recuperación general, endurecimiento, buena nutrición, saneamiento de los focos de infección.

El tratamiento adecuado y oportuno y la prevención de las recaídas de UMC contribuyen al funcionamiento cíclico de todas las partes del sistema reproductivo.

Pin
Send
Share
Send
Send